No_al_fusileo.png
Los productos sanitarios (PS) son cualquier instrumento, dispositivo, equipo, material u otro artículo utilizado sólo o en combinación con cualquier accesorio para ser utilizados en seres humanos con la finalidad de:
  • Diagnosticar, prevenir, controlar, tratar o aliviar una enfermedad
  • Diagnosticar, controlar, tratar, aliviar o compensar una lesión o deficiencia
  • Investigar, sustituir o modificar la anatomía o un proceso fisiológico
  • Regular la concepción

También se incluyen los efectos y accesorios, identificados con cupón-precinto y que son financiables por el Sistema Nacional de Salud (SNS) destinados a usuarios no hospitalizados y cuyas aportaciones varían según al grupo que pertenezcan para recetas de la seguridad social (igual que para medicamentos) y que se incluyen en el Anexo I (algodón, gasas, vendas, apósitos, parches oculares, tejidos elásticos destinados a la protección de lesiones o malformaciones, duchas vaginales e irrigadores, bragueros y suspensorios y absorbentes para incontinencia urinaria) y 30% para colectivos especiales (MUGEJU, ISFAS y MUFACE) y 10% en los casos en que tengan "cícero" hasta un máximo de 4,24€ y no sean pensionistas en cuyo caso la aportación es del 0% y que se incluyen en el Anexo II (aparatos de inhalación, sondas, bolsas de recogida de orina, colectores de pene, bolsas de colostomía, ileostomía y urostomía, apósitos de ostomía y accesorios y cánulas de traqueotomía y laringectomía).

Existen muchas clasificaciones y muchos productos. La clasificación que vamos a utilizar es la del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF) Vamos a distinguir y diferenciar los grupos más importantes que son los siguientes: